[MERCURIADOS]

 
 

Pruebas diagnósticas

La Dra. Jane Mary Wilman, en su curso Master en Medicina Naturista, Acupuntura y Homeopatía (2002-2004, Universidad de Valencia, España), titulado “La amalgama y su influencia sobre el cuerpo humano” (www.scribd.com/doc/3416493/Los-peligros-de-las-amalgamas-dentales), echando mano de la opinión al respecto del toxicólogo alemán Dr. Max Daunderer[1], nos habla de las siguientes pruebas (pp. 29-33):

Desde luego, por razones económicas y prácticas sólo algunas de estas pruebas son realmente factibles. No se señalan, sin embargo, pruebas más conocidas, como lo son analíticas de sangre y orina (de 24 horas o no), quizás por el hecho de que lo más lógico es que, a no ser que el paciente tenga una intoxicación aguda o cuasi aguda (o que haya tenido una exposición reciente a la fuente de Hg, o que mantenga esa exposición), esos análisis (sangre, orina) no reflejen la verdadera cantidad de Hg en el cuerpo. Para ello, un test que suele efectuarse, por dar una medida bastante aproximada del Hg corporal, es el DMPS Test (también llamado DMPS Challenge Test). De entre los autores consultados, prácticamente el 100% lo aconsejan, por lo que entendemos que, correctamente realizado, resulta de gran utilidad. Respecto al test de pelo, otros autores, para evitar falsos positivos por el hecho de que el cabello pudiese haber estado expuesto a agentes químicos (champús anticaspa; pelo teñido, permanentado, con mechas; habérselo mojado recientemente en la piscina o el jacuzzi) suelen recomendar hacerse el análisis, pero de pelo púbico.

1. Test de chicle:

Test bastante sencillo para médico y paciente. Se ha de masticar durante 10 minutos un chicle y luego cepillar los dientes (durante las dos horas anteriores no masticar). Hay que acumular saliva y mandarla al laboratorio para investigar la liberación de Hg de las amalgamas.

2. Test de radiografías:

Una radiografía panorámica OPT da una imagen global de la cantidad y calidad de los empastes de amalgama. Sería, no obstante, preferible realizar una Resonancia Magnética –RM (que, en realidad, no es una radiografía sino un análisis del área magnética sin líquido de contraste). Usando la RM, un médico con experiencia podría reconocer las sustancias extrañas en los huesos de la cabeza, algún tipo de atrofia cerebral, atrofia cerebral, esclerosis múltiple, malformación de nacimiento, cambios a nivel ocular o en el centro respiratorio, así como otras irregularidades.

3. Test DMPS:

Al tiempo que sirve para dar una referencia más aproximada del Hg corporal, sirve de primera desintoxicación al movilizar y eliminar por la orina mercurio y otros metales pesados. El Dimercapto-propan sulfato (DMPS) se une al Hg en la sangre y saca el Hg de los riñones, hígado, piel, pulmones y, al final, del cerebro. (Hay que medir también el nivel de cobre en orina, pues los valores altos en cobre bajan y falsifican los valores reales de Hg).

El sistema de desintoxicación con DMPS dura aproximadamente seis semanas. Al sacar el Hg del cerebro, puede producir un efecto parecido a decorchar una botella de champán, por lo que es MUY IMPORTANTE la monitorización durante 2-3 años, haciendo medición mensual del nivel de Hg sanguíneo y urinario.

4. Análisis de tejidos blandos y duros:

Al igual que se puede realizar un análisis de un eccema, hernia, lipoma, tumor, etc., también se puede hacer de un tejido duro como un diente. La apicectomía consiste en cortar y, luego triturar, el ápice de un diente, para obtener información de hasta 54 metales presentes en el organismo.

5. DMSA Test:

Parecido al DMPS. Es más difícil de obtener. Para obtener buenos resultados hay que analizar las heces, no la orina, lo que puede causar muchas molestias si los pacientes tienen problemas del tracto digestivo o estreñimiento.

6. Test epicutáneo:

Hay cerca de 200 parches para controlar las distintas sustancias más usadas en odontología. Con estos parches se puede sabe si hay una falta o exceso de metales y oligoelementos. Además, una alergia a la amalgama no tiene que ver con los síntomas, sino que es a menudo una de las numerosas demostraciones de la intoxicación.

La piel de la espalda no es tan sensible como la mucosa bucal o la córnea.

7. Test de pelo:

Es un análisis indirecto de revisión del exceso, deficiencia o mala distribución de los elementos del cuerpo. Si está realizado adecuadamente, el pelo (o las uñas) son un mejor indicador de los niveles corporales que la sangre u orina.

© MERCURIADOS 2018. Todos los derechos reservados

Conforme W3C XHTML 1.1 | CSS 2.1 | WAI "A" Diseño y desarrollo por Legendarya: Proyectos, aprendizaje, juegos y multimedia

Visitas:2715467. Área privada