[MERCURIADOS]

 
 

Síntomas y enfermedades

Diversos médicos e investigadores en general han descrito los diversos síntomas derivados de las intoxicaciones crónicas por mercurio (Hg)[1]. Téngase en cuenta, no obstante, que la panoplia sintomatológica es muy amplia y tanto el número de síntomas o el grado de afectación, así como las enfermedades inducidas o agravadas por estas intoxicaciones dependen también de características individuales puntuales o permanentes.

Como decimos en el epígrafe sobre la "Historia de la amalgama", fue el Prof. Dr. Alfred Stock quien acuñó el término "MICROMERCURIALISMO" y clasificó la sintomatología de él derivada en 3 categorías o grados:

Por su parte, el toxicólogo alemán Dr. Max Daunder dice que la intoxicación crónica de amalgama es seguramente también una causa frecuente de infertilidad, del SID (Síndrome de Muerte Súbita infantil), de erupciones, de acné, de alergia alimentaria y de bronquitis crónica.

Existen numerosísimos trabajos en todo el mundo que enumeran éstos y otros síntomas relacionados con intoxicaciones tanto agudas como crónicas por Hg (véase epígrafe ‘Para saber más), así como enfermedades inducidas o agravadas por el potente xenobiótico que es el Hg. A continuación vamos a examinar el, desde nuestro punto de vista, muy completo trabajo preparado por la Odontóloga Dra. Jane Mary Wilman para su curso Master en Medicina Naturista, Acupuntura y Homeopatía (2002-2004, Universidad de Valencia, España)[2], titulado “La amalgama y su influencia sobre el cuerpo humano” (véase en: www.scribd.com/doc/3416493/Los-peligros-de-las-amalgamas-dentales). Esperamos que os sea útil.

Para la Dra. Wilman, hay que partir del hecho de que:

El mercurio deprime el sistema inmunológico y está relacionado con enfermedades autoinmunes, como lupus eritematoso, liquen plano, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, endometriosis, Alzheimer, depresión. El mercurio también incrementa el número y la severidad de las alergias. Otros síntomas son el cansancio, la agresividad, la pérdida de apetito, a veces la proteinuria (...). (p. 8).

Las características individuales dan como resultado, p. ej., lo siguiente:

A un cuarto de los alemanes les falta la enzima para luchar contra la intoxicación por amalgama, el Glutathion S-Transferasa(GST). Si existe esta enzima en el cuerpo en cantidades suficientes aguantamos la acumulación de amalgama durante más tiempo. Si el mercurio entra en el cuerpo y si es bueno el sistema de defensa, entonces sería eliminado por el cuerpo sin causar ningún daño. El mercurio acumulado causa daño, a veces aún después de treinta años. Cuándo y cómo se producen los daños, eso no lo sabemos hasta después, pero hay un grupo de individuos que son más sensibles. (p. 16).

Los primeros indicios de intoxicación serían para esta Dra.:

Una falta de motivación, irritabilidad, dolor de cabeza y de pecho, mareo, temblores musculares, problemas del tracto digestivo, falta de memoria, alergia, ansiedad, hipertensión, falta de concentración, falta de energía, fatiga, insomnio, sabor de metal en la boca, problemas de encías, atrofia muscular, dolor de espalda, alergia, caída del pelo, acné, nerviosismo, depresión, parálisis, problemas de vista y oído, infecciones a menudo y repetitivas, braquiocefálico, taquicardia, latidos irregulares y anemia. (...) También el mercurio daña la función reproductiva.

Si el Dr. Stock hablaba de 3 categorías o grados sintomatológicos, la Dra. Wilman habla de 3 fases en el desarrollo de la enfermedad (que veremos a continuación), pero también habla de 5 factores que influyen en la intoxicación de amalgama (p. 22):

Las 3 fases en el desarrollo de la enfermedad (p. 22-23):

La Dra. Wilman recoge en su curso Master, de modo muy detallado, los cambios neurológicos y corporales a raíz de intoxicaciones por amalgama, que a continuación pasamos a detallar en forma de listado (pp. 26-27). Desde luego, no hace falta tener todos estos síntomas para padecer una intoxicación por amalgama (tampoco tener siquiera muchos de estos síntomas equivale sin más —sin descartar otras posibles intoxicaciones por cobre[3], pirita, solventes o pesticidas— a tenerla).

Cambios neurológicos del sistema vegetativo:

Cambios corporales:

La Dra. Wilman habla también de posibles síntomas tardíos de la intoxicación por amalgamas:

Como ya hemos visto anteriormente (epígrafe ’Introducción’), otros autores como el Dr. Andrew Hall Cutler (Amalgam Illness: Diagnosis and Treatment. What you can do to get better. 1999, ISBN 0-9676168-0-8) se refieren asimismo a múltiples patologías derivadas y/o agravadas por niveles elevados de Hg: Síndrome de Fatiga Crónica, Fibromialgia, Candidiasis Crónica, Ciática, Síndrome del Intestino (o colon) Irritable, Enfermedad de Crohn, Colitis, Gastritis, Síndrome de Sensibilidades Químicas Múltiples, Alergias e Hipersensibilidades (alimentarias, dermatológicas...), Artritis Reumatoide, Artritis Juvenil, Espondilitis Anquilosante, Problemas Endocrinológicos, Insomnio, Enfermedad de Parkinson, Alzheimer, Autismo, Desórdenes Hiperactivos, Dificultades de Aprendizaje, Esclerosis Lateral Amilotrópica, Ateroesclerosis, Asma, Bulimia, Anorexia Nerviosa, Depresión, Ansiedad, Ataques de Pánico, Desórdenes del Espectro Esquizoide, Desórdenes de Personalidad Límite, Desorden Obsesivo-Compulsivo, Desórdenes Maníaco-Depresivos, Miastemia Gravis o Lupus Eritematoso.

© MERCURIADOS 2014. Todos los derechos reservados

Conforme W3C XHTML 1.1 | CSS 2.1 | WAI "A" Diseño y desarrollo por Legendarya: Proyectos, aprendizaje, juegos y multimedia

Visitas:1694884. Área privada